En la interpretación consecutiva, el intérprete toma notas mientras el orador pronuncia un discurso. Este último puede hacer pausas frecuentes para la interpretación, o puede pronunciar su discurso entero, mientras el intérprete toma nota para después traducirlo al otro idioma. En la práctica, esto supone casi el doble del tiempo del discurso pronunciado, de ahí que se vaya imponiendo cada vez más la interpretación simultánea. En la actualidad, la interpretación consecutiva suele utilizarse en ruedas de prensa, negociaciones o reuniones.

En www.aticaidiomas.com Agencia de Traducción e Interpretación de Cartagena ponemos a su disposición los intérpretes más cualificados en todos los idiomas con el fin de satisfacer todas sus necesidades.

Si necesita más información, no dude en ponerse en contacto con nosotros, o solicite un presupuesto sin compromiso, estaremos encantados de ayudarle.